Blog gratis
Reportar
Editar
¡Crea tu blog!
Compartir
¡Sorpréndeme!
El Coliseo
"Cuando el fuego crezca quiero estar ahí"
07 de Julio, 2008 · General

LOS ECOS DE LA TEORIA DEL CONFLICTO


Por Luciano Viviani

 

Los teóricos marxistas sostenían que la revolución proletaria se daría en aquellos paises en donde e capitalismo estuviese desarrollada al máximo, Como por ejemplo en Inglaterra, pero nunca imaginaron que la Rusia campesina sería quien diese ese primer paso.

 

Claro está, que para el marxista el movimiento campesino no es un movimiento socialista, sino democrático. Este movimiento no se orienta contra el régimen burgués, se orienta contra las viejas relaciones de servidumbre.

 

A principios del siglo XX ya Lenin, en su discurso sobre la primera etapa de la Revolución Rusa, diferenciaba el movimiento proletario del movimiento pequeño burgués. Ya que la hacienda terrateniente une en sí rasgos capitalistas y del régimen de la servidumbre el movimiento obrero, diría Lenin, debe ayudar al movimiento campesino y al mismo tiempo debe explicarle que es necesario destruir el poder del capital, es decir, propagar la doctrina socialista educando a los sectores del campesinado obrero más atrasados.

 

Lenin supo entender que esta primera fase de la revolución es una lucha del campesino y el obrero consciente que comparten un objetivo en común, pero no es una lucha de clases, sino de preparación de la futura clase proletaria dirigente, es una lucha de conscientización de la clase obrera. Sin embargo están quienes defienden también la revolución socialista inmediata, basada en la comunidad campesina, ellos son los populistas, los socialistas revolucionarios y los anarquistas.

 

Marx, al analizar el capitalismo ve que este régimen tiende a simplificar las contradicciones de clases, época ya que lleva a que la sociedad vaya dividiéndose en dos grandes campos enemigos, en dos grandes clases, que se enfrentan directamente: la burguesía y el proletariado. Esto no quiere decir que no haya en la realidad más que estas clases, sino que hay dos fundamentales y en ese sentido sólo el proletariado es una clase revolucionaria, que en el marco del análisis dialéctico de la historia intentara abolir las condiciones de clases y la propiedad privada, antes de lo cual deberá constituirse en partido político y pasar de demandas económicas a demandas políticas, a luchar por el poder del Estado para entonces al acceder a su poder, mediante la dictadura del proletariado hacerlo desaparecer y así llegar al socialismo, a la sociedad sin clases, en donde los hombres sean libres y reciban cada uno de acuerdo a sus necesidades y en función a sus capacidades.

 

También Lenin pensaba que con la desaparición de las clases el estado desaparecerá. En efecto, el Estado no es abolido sino que muere. El conflicto esta siempre presente en el comportamiento social así como en todo elemento de la vida material y físico. El hombre construye la historia mientras construye su propia vida en contacto con el mundo concreto y material que lo rodea y que a la vez lo aprisiona y lo enajena.

 

Es fácil de entender que una mayoría oprimida someta a una minoría opresora, esta es la génesis de la historia material, es un proceso de la historia en el que el obrero conciente podrá desligarse de las trabas que la clase dominante de la época impone.

 

Marx criticó la dialéctica de Hegel por estar desconectada de la realidad desde una visión ideal de los acontecimientos sociales. En este sentido cambio el desarrollo de la idea o espíritu por el del mundo materialista y económico ya que partió de una concepción materialista en la cual serán las relaciones de producción y de cambio, o sea las relaciones económicas, las que determinan dialécticamente el curso de la historia.

 

El materialismo de Marx le permite afirmar a diferencia de Hegel que no es la conciencia de los seres humanos lo que determina a su ser, sino el ser social lo que determina su conciencia ya que al nacer los hombres entran en determinadas relaciones sociales independientes de su voluntad, las relaciones de producción, que lo condicionan por siempre.

 

Pero según Lenin, en enero de 1905, la clase obrera ha avanzado en un día como no podía avanzar en meses y años después del domingo sangriento en Petersburgo. Ullanos y cosacos dejaron un saldo de mil muertos y dos mil heridos en una petición de obreros sin instrucción, dirigidos por un sacerdote patriarcal.

 

El objeto inmediato era la republica democrática, la jornada de ocho horas y la confiscación de latifundios de la nobleza. El medio principal fue la huelga de masas. La huelga general se extendió a las provincias, el gobierno provisional revolucionario debía ser la dictadura del proletariado y de los campesinos.

 

Existen tres grandes ciudades donde habita la población obrera y sobre todo la más conciente, ellas son Petersburgo, Rige y Varsovia; donde los metalúrgicos son la vanguardia del proletariado. Los obreros textiles son más numerosos, pero por estar vinculados con el  campo son masas más atrasadas y peor retribuidas. La huelga que se lleva a cabo por los textiles comienza por ser una lucha económica, la huelga obrera metalúrgica es más política.

 

El levantamiento de Odesa, el paso al lado de la revolucion del acorazado Potemkin y la sublevación de los marineros de Libava y Cronstadt han demostrado que una parte del ejército se ha pasado a la insurrección. El gobierno zarista se ha quedado sin flota. El acorazado Potemkin ha intentado ser el núcleo del ejército revolucionario, quien darla a las masas la dirección militar en tiempos de guerra civil, el ejército revolucionario debía ser el soporte del gobierno revolucionario. Pero todo se fue a la lona ya que los oficiales estaban influenciados por el espíritu liberal burgués, reformista, o eran contrarrevolucionarios.

 

En ese entonces Lenín creía que la socialdemocracia había cumplido su misión como guía, ya que los motines se habían convertido en huelgas organizadas, pensaba que la insurrección armada estaba ya madura y que el movimiento obrero había salido pronto de su fase inicial.

 

Esta organización provisional, al igual que el gobierno revolucionario proclamaba, necesariamente para la conquista de la republica democrática, una Asamblea Constituyente, el pueblo en armas, libertad política, libertad del pueblo, jornada de ocho horas y comités revolucionarios campesinos.

 

El movimiento alcanzó su apogeo en agosto de 1905, cuando el zar convoca una asamblea representativa, aparece la Duma de Bulyguin, y su finalidad es contener la agitación del pueblo.

 

La tarea era mantener en tensión la conciencia revolucionaria del proletariado para que en un momento de efervescencia del pueblo, se pongan al frente del ejército revolucionario.

 

La organización obrera revolucionaria socialdemócrata que estaba en armas no supo ponerse al mando del ejército revolucionario contra el poder del gobierno, además el campo actuó demasiado disperso y las burguesías europeas occidentales brindaban apoyo financiero al zarismo.

 

En octubre de 1905 se viven tiempos de guerras civiles en toda Rusia. Moscú y Petersburgo han tomado la iniciativa y se han declarado en huelga, y en el sur del país la insurrección ha llegado hasta Crimea.

 

Está en huelga la zona del Volga medio, se extiende el paro en las provincias agrícolas centrales y en el centro industrial, con el sindicato de ferroviarios a la cabeza del ejército. También se declaran en huelga las provincias del Báltico, con Riga a la cabeza, Finlandia y la heroica Polonia con Varsovia y Lodz en el frente. La consigna es instaurar el gobierno provisional revolucionario para expulsar a los ministros payasos que sólo se limitan a reformas.

 

La lucha económica ha terminado, opinaría Lenin desde el exilio en noviembre de 1905, es hora de construir un centro político común para toda Rusia.

 

El Soviet debe incorporar primero marineros y soldados, segundo campesinos revolucionarios y por último intelectuales burgueses revolucionarios como una alianza provisional. La meta es formar un núcleo puramente proletario que rechace la hipocresía del partido blanco que apoya el gobierno de los cien negristas.

 

En diciembre Moscú dejó la enseñanza de que la huelga pacífica e independiente como medio principal había acabado. El Soviet acordó transformar la huelga en insurrección armada, pero no estaban preparados todavía, ya que la contrarrevolución había ganado la puja por conquistar el ejercito. El proletariado llego a rodear a los cosacos en la plaza Strastnia, pero no alcanzó. Presnia fue la última ciudadela de la insurrección.

 

La dirigencia del partido bolchevique estaba alejada hace meses y años cuando se produjo el desmoronamiento de la Internacional, estaban encerrados o formando pequeños grupos. Las transformaciones en las masas durante los dos primeros años de guerra quedaron deshechas. La influencia de los grupos alemanes e ingleses en la segunda Internacional preparó el camino a la alianza entre el socialismo y el nacionalismo, que hizo pedazos a la Internacional al estallar la guerra de 1914.

 

De 1912 a 1914 Lenin se orientó hacia las masas obreras. Cuando en los primeros años de guerra el gobierno destruyó la fracción bolchevique de la Duma, Lenin se dirigía ya a los obreros conscientes, educados por el partido, de los cuales nacería el nuevo núcleo de dirigentes.

 

Después de la Revolución de Febrero de 1917 Lenin apoyo la politica del Gobierno Provisional y agitó contra el partido bolchevique. El rumbo que tomo la revolucion de Febrero cambió el proyecto del partido bolchevique. Los dirigentes bolcheviques creian que la revolucion democrática todavía estaba porvenir. La revolución llevó al poder a un gobierno burgués se instauro un poder dual absurdo.

 

Los viejos bolcheviques en abril de 1917 se sorprendian de las  declaraciones de Lenin. Este rompió con los viejos bolcheviques y se apoyo en las masas

Lenin hasta la Revolución de Octubre al menos continuo  con su firme actitud marxista sobre el estado.

En su retomo a Rusia, a comienzos de de abril de 1917 Lenin decía: el marxismo se distingue del anarquismo, porque reconoce que el estado es indispensable en la era de transición del capitalismo al socialismo.

 

El marxismo se distingue de la social democracia pequeño burguesa y oportunista de los señores Plejánov, Kautski y compañía porque reconoce la necesidad de un estado como el de la Comuna de Paris.

 

Los social revolucionarios y los mencheviques terminaron con la ilusión de la dictadura democrática para impedir que se convirtiese en dictadura del proletariado. Eran mayoría entre los obreros y soldados, el cometido de los seguidores de Kamenev y Stalin era apoyar a la burguesía liberal.

 

Sin embargo, a fines del verano de 1917 Lenin desde Finlandia escribió El Estado y la Revolución, en su obra estaba más preocupado por la segunda más que por la primera de sus herejías. Tenia que ser un estado fuerte y despiadado para aplastar la última resistencia de la burguesía y completar la represión de la minoría en interés de la mayoría, pero tenia que prepararse para comenzar el proceso inmediatamente.

Este periodo es un momento de lucha de clases amarga, el estado de este periodo tiene que ser democrático de un modo nuevo (para proletarios) y dictatorial de un modo nuevo (contra la burguesía).

 

La dictadura de una única clase es indispensable para todo el periodo histórico que separa al capitalismo de la sociedad sin clases del comunismo.

 

Lenin reconocía que una de las causa de la derrota de la Comuna había sido la negligencia en aplasta a resistencia burguesa.

 

La burocracia y el ejército fueron descritos como las dos instituciones más características del periodo burgués del poder estatal centralizado. Incluso los empleados del partido y de los sindicatos muestran tendencia a irse convirtiendo en burócratas.

 

Los viejos bolcheviques alegaban que la revolución democrática no se había desarrollado todavía, y la revolución agraria no se había dado aún, por lo tanto la dictadura del proletariado no era posible. Lenin estaba al tanto de esto pero quería atraer a las masas que apoyaban a los mencheviques.

 

En las Tesis de Abril, publicadas después de su retorno a Petrogrado, Lenin pedía la abolición de la policía, del ejército y de la burocracia. También exigía un banco nacional único, la nacionalización de todas las tierras del país y solicitó sobre todo que la tarea de implantar el socialismo no fuera tan inmediata como si lo era el control de la producción y la distribución hecha por el soviet.

 

Claro que en los Soviet el partido bolchevique era minoría frente al bloque de socialistas populares y socialistas revolucionarios, hasta el Comité de Organización estaba influido por el liberalismo pequeño burgués.

 

El Soviet es la única forma de gobierno revolucionario pero mientras esté errado en su táctica nuestra función sólo puede ser la de explicar para que las masas lo corrijan. Entendiendo que el Soviet es el único órgano que puede pedir Asamblea Constituyente, si no lo hace, la contradicción comenzará una guerra civil.

 

El cambio de lado de obreros y soldados en favor de los bolcheviques rompió el poder dual, ya que la dictadura democrática estaba de más. Lenin se apoyaba en los suboficiales bolcheviques contra la oficialidad del partido, y la masa del partido se inclino hacia la izquierda a favor de su tesis, el partido creció.

 

En las Tesis de Abril Lenin se oponía a la vieja formula, apoyándose en la tradición del partido. Pero antes los objetivos de los bolcheviques y de los mencheviques era el mismo. Después de la revolución los bolcheviques lucharon por las ocho horas y eran quienes detenían a los funcionarios zaristas.

Invocaba el ejemplo de la antigua democracia, en que los ciudadanos mismos eran los administradores.

 

En este estado de ánimo Lenin honro a los soviet en septiembre de 1917 como la encarnación de una nueva forma de estado en la que se realizaría la democracia directa de los obreros (el poder a los soviet).

 

Ex oficiales zaristas y ejércitos de otros paises organizaron una contrarrevolución que generó una guerra civil, el gobierno revolucionario con el fortalecimiento del poder del estado. Se creo la Checa, policía encarnada de combatir la contrarrevolución. -

 

León Trotski fue el encargado de crear el ejercito rojo que lucho en defensa de la revolución y consolidó el carácter centralizado del gobierno.

 

Vale aclarar que había también en el estaco -roce—: n aparato estrictamente ligado con los bancos y los sindicatos que lleva adelante una gran contabilidad y registros. Esto pertenecía a la categoría de la administración de las cosas, y no debía destruirse porque era una parte esencial del aparato vital del régimen socialista Es decir, sin los grandes bancos el  socialismo seria irrealizable.

 

En abril de 1918 Lenin había establecido ya dos condiciones para la transición al socialismo: el apoyo de los campesinas y el de la revolución europea Esperanza no cumplida, en el interior los campesinos habían apoyado la revolución como poder que les había entregado la tierra, pero cuando la demanda insistente del régimen revolucionario al campesino era a de que entregase alimentos a las ciudades, sin retribución, el campesino arrastro oposición pasiva a parte de los obreros urbanos. Fuera, el proletariado europeo seguía dejándose arrastrar por sus gobiernos imperialistas a una sanguinaria carnicería.

 

El nuevo régimen se halló aislado en el interior. La dictadura no era la de una amplia mayoría, sino de una minoría determinada, y estaba rodeado por un mundo capitalista unido en su hostilidad al bolchevismo. Lenín se encontró en un escenario en que el viejo mecanismo estatal había sido destruido y las condiciones para la edificación de un régimen socialista no habían podido madurar.

 

A partir de la necesidad de abastecer a los ejércitos y las ciudades, debido a la guerra civil, se implantó entre 1918 y 1921 el comunismo de guerra. A partir de allí se redujo el control de los obreros sobre las industrias, que pasó a manos de órganos administrativos centrales. Cuando fue derrotada la contrarrevolución, en 1921, el hambre, los bajos salarios y las revueltas campesinas, llevaron a cambiar e] rumbo económico hacia la nueva política económica (NEP), por la que retornaron temporalmente los incentivos de mercado en la agricultura campesina.

 

El Lenin de El Estado y la Revolución había proyectado la perspectiva de la extinción del estado, en enero de 1919 creía incluso que la organización del poder soviético muestra claramente la transición hacia la completa abolición de todo poder y de todo estado. Pero el Lenin de los años que van de 1918 a 1922 se preocupaba más por la necesidad de fortalecer el estado en el periodo de transición de la dictadura del proletariado.

 

Incluso antes de la revolución de Octubre, Lenin había escrito que seria necesario atraer a los capitalistas y obligarles a trabajar en la nueva organización estatal. Durante los tres años siguientes (periodo de guerra civil) la lucha por la eficacia en la administración, el fracaso del control de los obreros en la industria y el campo le obligo a batirse en retirada de su concepto de la administración realizada por los obreros.

 

A comienzos de 1921, en vísperas de la introducción de la NEP, Lenin se expresó en repudio de su propia postura. Frente a su propia postura se volvió con mayor persistencia hacia su originario antídoto: la participación de los soldados rasos del partido en la administración como único medio de llevar a cabo el logro la democracia y contrarrestar la burocracia.

 

Si bien las consignas bolcheviques comenzaron siendo: paz, pan, tierras, control de los obreros y todo el poder a los soviets, en realidad la revolución rusa hizo surgir un partido estado burocrático y centralizado, industrialista y totalitario.

 

Los jefes bolcheviques identificaban la revolución con el partido comunista. Pero el aparato policial implantaba terror y un duro capitalismo de estado y los obreros terminaron siendo simple asalariados de ese trust nacional.

 

La comuna de Cronstadt, base naval insular situada a pocos kilómetros de Petrogrado, que fue brutalmente reprimida, es el último vestigio de la revolución obrera, apuntaba hacia el objetivo de una tercera revolución; pero demostraron que la dictadura del Partido Comunista y la Revolución eran incompatibles.

Palabras claves, , , ,
publicado por macongo a las 16:02 · Sin comentarios ·  Recomendar
 
Más sobre este tema · Participar
Comentarios (0) · Enviar comentario
Enviar comentario
Nombre:
E-Mail (no será publicado):
Sitio Web (opcional):
Recordar mis datos.
Escriba el código que visualiza en la imagenEscriba el código [Regenerar]:
Formato de texto permitido: <b>Negrita</b>, <i>Cursiva</i>, <u>Subrayado</u>, <li>· Lista</li>
imgSobre mí
FOTO

2º Historia



» Ver perfil

imgCalendario
Ver mes anteriorOctubre 2017Ver mes siguiente
DOLUMAMIJUVISA
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031
imgBuscador
Blog  Web
imgTópicos
» General (74)
imgNube de tags [ ? ]
imgSecciones
» Inicio
imgEnlaces
» Hank
imgMás leídos
imgSe comenta...
» 300 HERODOTOS
29 Comentarios: Marie Scott, nancy john, Rita, [...] ...
» LA SOCIEDAD GRIEGA VISTA A TRAVES DE SU TEATRO
19 Comentarios: Kerri, Melanie, Muriel, [...] ...
» LA SOCIEDAD GRIEGA VISTA EN SU PROPIO TEATRO
5 Comentarios: laura, joaquin, hector, [...] ...
» LA IGLESIA COMO APARATO LEGITIMADOR EN EL SISTEMA FEUDAL
6 Comentarios: cristian, manuel, manuel, [...] ...
» GOD SAVE THE QUEEN
5 Comentarios: pablo. ...
Unión de Bloggers Hispanos Blogalaxia Directorio de blogs Blogissimo departamentos Córdoba
Sitio certificado por
Anuns
lavoro estivo a bari
share room

Directoriox.com.ar

 
FULLServices Network | Blogs | Privacidad